Hobbycor aerógrafo manual

Aerógrafo manual
32,00 €
Impuestos incluidos
Unidades
Últimas unidades en stock

 
Envío gratuito a partir de 75€ de compra
 
Entrega en 48/72 h
Aerógrafo o pulverizador manual HOBBYCOR, aplicador multiusos para dar color y brillo fácilmente a las elaboraciones de repostería.

Permite elaborar tartas, pasteles, cupcakes, postres... con colores metalizados y brillantes, aplicando colorantes para aerógrafos, pintura o rociando purpurina.

También se pueden usar colorantes en polvo, diluyéndolos en alguna bebida de alcohol blanco como vodka, anís o ron blanco.

Y colorantes en gel y colorantes en pasta diluidos en agua.

De esta manera, una de las grandes ventajas que tiene el uso de HOBBYCOR es que puede pintar con colorantes diluidos en agua o alcohol, ya que no se obstruye como los aerógrafos eléctricos, que solo pueden trabajar con colorantes especiales para aerógrafos.

Además, al ser manual, brinda un control total sobre la presión con la que se aplica el producto.

Incluye 4 botes intercambiables que permiten trabajar con 4 colores al mismo tiempo. Los botes tienen tapa, para taparlos y mantener el producto en perfectas condiciones.

Instrucciones de uso del aerógrafo HOBBYCOR:

Antes de usar, y especialmente cuando se usa por primera vez, lubricar con unas gotas de aceite vegetal comestible en el orificio que pone "oleo", en la tapa trasera del cilindro.

Añadir la pintura o la purpurina en el bote y aplicar sobre la elaboración.

Para pulverizar, basta con apretar manualmente y realizar un ligero movimiento de izquierda a derecha, para cubrir la máxima cantidad de elaboración posible, si se desea cubrir una zona grande.

O bien pulverizar sin moverse mucho del sitio, si la elaboración o la zona a cubrir es pequeña.Para evitar obstrucciones, lavar bien con agua corriente después de su uso.

 

Medidas: 

Botes: 8 x 3 cm.
Aerógrafo: 24 x 3,5 cm.

Tiene 2 modos de uso según se utilice:

- Con pintura o colorante líquido: se usa el aerógrafo con el tubito que incluye puesto dentro del bote, y el bote se debe quedar en posición hacia abajo, para que el tubito expulse el líquido.

-Con purpurina: no se puede usar con el tubito puesto, pues se obstruye, de manera que se debe quitar el tubito; y el bote debe quedar en posición hacia arriba, para que el aerógrafo pueda expulsar la purpurina